¿PORCIONES DE LA BENDICIÓN?

Comparte con tus amigos

Tengo que arrancar este artículo como casi todos, con una pregunta: ¿Cuando Dios bendice, bendice totalmente o recibimos parcialmente su bendición?

No podemos negar que la pregunta invita a la reflexión, ya que sobre el tema hay varias posturas, e incluso, el saludo más común entre la comunidad cristiana expresa el deseo que la persona a quien saludamos reciba bendiciones cuando le decimos: “Dios te bendiga”.

La mayoría de las personas relaciona el término “bendición de Dios” con la cantidad y calidad de favores recibidos argumentando que ser o estar bendecido, es sinónimo de felicidad terrenal y como en esta tierra somos parcialmente felices, parcialmente recibimos la bendición de Dios.

Pero la Biblia no enseña esto. 

El apóstol Pablo le escribió a la iglesia de Éfeso y después de saludarles les dijo: “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestes en Cristo”. Efesios 1:3

Podemos notar que claramente el adverbio de cantidad (toda) tiene una implicación de suficiencia, lo que quiere decir, que no nos hace falta ninguna porción de bendición por recibir.

Otra postura para validar la posición que dicta que no nos hace falta parte de la bendición, se obtiene prestándole atención al tiempo verbal en el que el apóstol escribe el verbo bendecir (nos bendijo = tiempo pasado) por tanto, ya hemos recibido toda bendición que procede de los lugares celestes en Cristo.

La pregunta aquí es: ¿Será que el Señor nos bendijo para ser felices y gozar de los placeres terrenales?

El mismo apóstol en el versículo 4 del mismo capítulo lo contesta. 3. Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, 4. “según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,” Efesios 1:3-4 

¡Que lujo! Recibimos las bendiciones de Dios para dejar de preocuparnos por las cosas del mundo y poder presentarnos delante de su presencia santos y sin mancha.

Es un privilegio haber sido predestinados para vivir en este tiempo y gozar de todo lo que Dios tiene para nosotros, así que: Deje de preocuparse por lo que usted piensa que no tiene y comience a vivir y a disfrutar lo que ya Dios te dio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

VIDA RADIO

Síganos

Entradas recientes

Comentarios recientes

PALABRAS DE VIDA